martes, 16 de octubre de 2012

1.2 Elementos De la Administración Estratégica

1.2 Elementos De la Administración Estratégica

Misión

Es una afirmación que describe el concepto de la empresa, la naturaleza del
negocio, la razón para que exista la empresa, la gente a la que le sirve y los
principios y valores bajo los que pretende funcionar.
En la Misión encontramos el fundamento que permite explicar a los demás el
sentido de nuestra organización en la sociedad. Una organización sin misión sería como un grupo de amigos que se reúnen porque no tienen nada más que hacer, que no puedan dar cuenta del por qué se han reunido.  La Misión es el presente, nos da identidad y razón de ser.
La misión de la empresa se refiere a la forma en que la empresa está constituida, su esencia misma y la relación de ésta con su contexto social.

Métodos 
podemos definirla como una filosofía relacionada con el marco contextual de la sociedad en que opera.  Esta a su vez debe ser suficientemente especifica como para servir de guía en el establecimiento de prioridades y en la evaluación del valor estratégico; sin embrago, no debe ser tan especifica como para incluir los objetivos y las metas.
La misión describe:
1. El concepto de la empresa.
2. La naturaleza del negocio.
3. La razón para que exista la empresa.
4. La gente a la que le sirve.
5. Los principios y valores bajo los que pretende funcionar
La misión debe constituirse bajo el esquema de 5 elementos:
1. La historia de la misma.
2. Las preferencias actuales de la administración y de los propietarios.
3. El entorno del mercado.
4. Los recursos con los que cuenta la administración.
5. Las competencias distintivas

Visión
La visión es el conjunto de ideas generales, que proveen el marco de referencia de lo que una unidad de negocio quiere ser en el futuro.  Señala el rumbo y da dirección.  Es una representación de cómo creemos que deba ser el futuro para nuestra empresa ante los ojos de:
Los clientes
Los proveedores
Los empleados
Los propietarios

Son los sueños de la organización que se piensan concretar en un período determinado.  Nos preguntamos:
¿Para dónde queremos ir?
¿Hacia donde debe dirigirse la organización?

Es conveniente utilizar la imaginación, pues los grandes cambios históricos han comenzado con un sueño.  La visión ayuda a ver el futuro de una manera más clara.  Esto quiere decir que el futuro se puede programar dentro de un proceso de cambio hacia la continua mejoría.  La visión se proyecta, respondiendo con claridad a la pregunta:
¿Hacia dónde queremos llegar?

Es importante que fijemos una visión optimista con objetivos y metas alcanzables, con un compromiso de todos para ejecutar las acciones en una sola dirección.
La visión de la empresa nos indica cual es la meta que la compañía persigue a largo plazo, incluye la forma en que esta se conceptualiza a sí misma en la actualidad y a futuro.  Además debe expresarse en términos de éxito a los ojos de los trabajadores, de los que reciben el servicio, de la sociedad, de las personas que nos importan y también debe contener las características generales de cómo queremos que sea la organización en cada una de sus partes y funciones.
La visión no es un objetivo, pues no contiene las características del mismo, es solo la forma en que la empresa considera que sus planes y estrategias modificarán sus propiedades actuales y como se conceptualizará en el futuro.  La visión se plantea para inspirar y motivar  a quienes tienen un interés marcado en el futuro de la empresa.
Al igual que la misión, la definición de lo que es una visión es simple:
Cristalización de lo que los líderes desean que sea la  empresa, en un periodo de tiempo específico.  La visión nos ayuda a definir a que nos vamos a dedicar.
Se focaliza en lo que usted quiere convertirse, no necesariamente en lo que usted es ahora. Y es consecuencia de los valores y convicciones  de los directivos de la organización.

¿Por qué una Visión?
Permite la toma de decisiones estratégicas coherentes entre sí, al apuntarse objetivos comunes.
En la mayoría de los casos, rompe con el paso al establecer un nuevo fundamento competitivo para las empresas.
Cohesiona los equipos gerenciales al generar motivación  y sentido de
urgencia.
Enfoca los esfuerzos de las distintas unidades/empresas hacia una meta específica conocida por todos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada